El veganismo en ascenso

No hay duda de que el veganismo está aumentando en popularidad. Más y más gente de todas las edades (pero particularmente los milénicos) están adoptando una dieta libre de productos de origen animal de cualquier tipo. Hay una variedad de razones por las que muchas personas están haciendo esta elección.

 

Algunos están preocupados por los riesgos que comer ciertos tipos de carne pueden tener para la salud. De hecho, la Organización Mundial de la Salud ha vinculado la carne procesada y la carne roja con el desarrollo del cáncer en los seres humanos. En respuesta a este hallazgo, muchas personas reducen el consumo de carne, o incluso lo cortan por completo.

 

El veganismo es también cada vez más popular entre las celebridades, muchas de las cuales se expresan abiertamente sobre su elección. Esto podría explicar, al menos en parte, el creciente segmento de gente joven que decide evitar la carne. Los medios de comunicación social son también grandes impulsores del veganismo, y esto también explica por qué es más frecuente entre la generación más joven. Las opciones para los veganos también están aumentando, con supermercados y restaurantes que ofrecen más y más comida vegana.

 

Muchas personas también se están volcando al veganismo debido a preocupaciones éticas y ambientales. Ellos quieren tomar decisiones que promuevan el trato ético de los animales, así como procesos más amigables con la tierra; y las prácticas agrícolas modernas a menudo no se alinean con estos objetivos.

 

Hacer tu dieta vegetariana sana —y práctica

 

Hay razones claramente convincentes para elegir el veganismo, pero ten en cuenta que una dieta vegana no significa de por sí una dieta saludable. Si deseas seguir una dieta vegana, es importante asegurarte de que estés recibiendo una alimentación completa y equilibrada para que tu salud mejore y tengas mucha energía para sobrellevar el día.

Una de las razones por la que muchas personas no dan una oportunidad al veganismo es porque suponen que va a ser difícil. En nuestro mundo acelerado, muchos de nosotros dependemos de restaurantes y comidas preparadas para poder pasar la semana. En cambio, el veganismo requiere un enfoque más premeditado para comer, incluyendo hacer más tus propias compras y cocinar.

Por lo tanto, una dieta vegana no tiene que ser prohibitiva en cuanto al consumo de tiempo, o difícil. Si quieres pasar horas en tu cocina preparando y cocinando verduras exóticas, vale, pero si eres como la mayoría de la gente, necesitas atajos que te den un equilibrio entre saludable y conveniente. No hay problema. Hay muchas maneras de llevar una dieta vegana sana que no te tomará todo tu tiempo libre.

 

Consejos veganos fáciles y saludables

 

Para asegurarte de que estás siguiendo una dieta completa con todos los nutrientes que necesitas (y esto es totalmente posible con una dieta vegana) y que sea convenientemente sostenible, ten en mente los siguientes consejos:

  • Come una variedad de alimentos. Tu dieta debe incluir una variedad de verduras, frutas, granos enteros, frijoles, nueces y otros alimentos vegetales.

 

  • Consume suficiente proteína. Puedes obtener fácilmente toda la proteína que necesitas de los alimentos de origen vegetal. Lentejas, edamames, tofu, tempeh, frijoles negros, habas, mantequilla de maní (y otras mantequillas de frutos secos), garbanzos, arroz silvestre, semillas de chía, almendras, avena, anacardo, semillas de calabaza, patatas, maíz, espinaca, aguacates y brócoli son solo un ejemplo de los muchos alimentos vegetales que contienen proteínas.

 

  • Adopta el batido. Los batidos son increíblemente fáciles, especialmente por la mañana cuando estás apurado. Simplemente mete cualquier combinación de frutas y verduras que te gusten en la licuadora con un poco de agua o jugo, y ¡voila! —ya estás listo para salir. (Lava la licuadora inmediatamente o por lo menos déjala en remojo con agua mientras está trabajando, para que al volver a casa no encuentres un desorden difícil de limpiar).

 

  • Usa tu cacerola de cocción lenta. Si tienes unos minutos más por la mañana, úsalos para preparar la cena. Hay toneladas de recetas veganas para cacerolas de cocción lenta disponibles en Internet; diviértete experimentando con ellas.

 

  • Piensa en ensaladas y bocadillos. No todo lo que comas necesita ser cocinado. Preparar un almuerzo vegano no es más complicado que hacer tu comida con carne incluida. Apila verduras en un pan de grano entero fresco, o coloca verduras para ensalada en un recipiente con un compartimento separado para un aliño vegano, para mezclar cuando sea la hora de comer.

 

  • Saber cómo comer fuera. La mayoría de los lugares tienen ahora opciones veganas. O, tú puede crear las tuyas propias, solo pidiéndoles que no pongan carne en tu bocadillo.  Bocadillos vegetarianos, sopas vegetales, ensaladas y platos de pasta sin carne están disponibles en casi todas partes.

 

  • Cocina por adelantado. El fin de semana pasa unas horas preparando verduras, frutas y recetas para cenas, y así tener bocadillos y comidas fáciles y saludables a mano para varios días.

A medida que adquieras experiencia en seguir una dieta vegana, descubrirás atajos por tu cuenta y tu dieta será cada vez más fácil. Te sentirás mejor, lucirás mejor y encontrarás que realmente prefieres esta forma de comer. ¿Por qué no intentarlo esta semana?

 

Compartir


Comments

Security Check
Please enter the text below
CaptchaImage
Can't read text above? Try another text.