Cinco deliciosas recetas con kéfir

Si tienes cultura de kéfir, lo has producido en abundancia y necesitas averiguar formas de utilizarlo; o si te gustaría comprar un poco y ver cómo te va con él, el kéfir es un excelente agregado para tu cocina. Puedes utilizarlo fácilmente en alimentos horneados y en muchas otras recetas; sus propiedades lo hacen versátil e ideal para su uso de muchas maneras. Su acidez lo hace picante como el suero de mantequilla (mazada), y su contenido de grasa lo hace rico y cremoso. Ten en cuenta que se cuela, a diferencia de la crema agria, por lo que debe añadirse hacia el final del tiempo de cocción en preparaciones como salsas, por ejemplo. El kéfir es un probiótico ideal, así que úsalo más en tu dieta con las siguientes recetas.

 

Aliño de kéfir estilo diosa verde

 

Esta es una deliciosa versión refinada de un clásico. Para tener probióticos adicionales, prueba usar una mayonesa lacto-fermentada.

INGREDIENTES:

  • 1 taza de mayonesa
  • ½ taza de kéfir de leche
  • ¼ de taza de perejil fresco finamente picado
  • ¼ de taza de estragón fresco finamente picado
  • 3 cucharadas de cebolleta finamente picadas
  • 3 cucharadas de pasta de anchoas
  • 3 cucharadas de vinagre de manzana o kombucha (bien fermentada)
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 1 diente de ajo (finamente picado o rallado)
  • Sal y pimienta a gusto

INSTRUCCIONES:

  1. Mezclar la mayonesa y el kéfir hasta que quede suave.
  2. Mezclar con los otros ingredientes.
  3. Cubrir y enfriar durante varias horas antes de servir.

 

Sopa fría de kéfir, pepino y aguacate

 

Esta sopa es rica en enzimas y probióticos, así como refrescante —perfecta para un día de verano, un aperitivo después de un duro entrenamiento o como una entrada ligera para una pizza casera vegetariana.

INGREDIENTES:

  • 680 g de pepinos pelados, sin semillas y picados
  • 1 aguacate grande, pelado y picadito
  • ½ cebolla roja pequeña, picada gruesa
  • 1 taza de kéfir de leche
  • 1 puñado de cilantro fresco, eneldo o perejil
  • Rábano picado, cebolleta o pepino para decorar
  • INSTRUCCIONES:
  • Colocar todos los ingredientes en una licuadora o procesador de alimentos y mezclar hasta que queden muy suaves. Enfriar durante un par de horas antes de servir.
  • Cubrir con el rábano picado, cebolleta, o pepino y queso feta desmenuzado o queso de cabra.
  • Servir frío.

 

Batido de plátano

 

A la mayoría de los niños les encantan los plátanos, y esta receta es una excelente manera de introducir el kéfir en la dieta de tu hijo. Incluso puedes agregar, si lo deseas, una cucharada de mantequilla de maní para hacer el sabor más familiar y agradable.

INGREDIENTES:

  • 1 taza de yogur, kéfir o suero de mantequilla
  • 1 plátano
  • 1 cucharada de vainilla
  • 1 cucharada de miel pura, jarabe de arce o una pequeña cantidad de stevia

INSTRUCCIONES:

  1. Poner todos los ingredientes en una licuadora y procesar hasta que estén suaves.
  2. Servir frío o a temperatura ambiente.

 

Helado de café y kéfir

 

Sí, incluso el helado puede ser saludable, tomado con moderación. Esta receta combina el sabor tostado del café con el sabor cremoso y picante del kéfir para crear un placer irresistible.

INGREDIENTES:

  • 2 tazas de kéfir de leche (reemplazar 1 taza por kéfir de queso para obtener un resultado más cremoso)
  • 2 tazas de nata, mitad leche-mitad crema, o leche
  • 1/2 taza de café fuerte o expreso
  • 3/4 taza de azúcar

INSTRUCCIONES:

  1. Agregar el azúcar al café caliente o expreso, revolver para que se disuelva.
  2. Batir la mezcla de café y azúcar con los ingredientes restantes en un bol grande. Enfriar 1-2 horas.
  3. Una vez completamente enfriado, vierta en la heladera eléctrica (máquina para hacer helado) y siga las indicaciones de la misma. Servirlo como helado suave o congelar para endurecer.

 

Gofres de canela de trigo integral

 

Estos gofres suaves y sabrosos son la manera perfecta de comenzar tu mañana; también hacen una comida fácil y rápida o un tentempié en cualquier momento del día.

INGREDIENTES:

  • 2½ tazas de harina de trigo finamente molida
  • 2 tazas de yogur, suero de mantequilla o kéfir
  • 3 huevos batidos
  • 3 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de canela

INSTRUCCIONES:

  1. Mezclar la harina con el yogur, el suero de mantequilla o el kéfir. Cubrir y colocar en una zona templada durante la noche.
  2. Agregar los huevos, la miel, la mantequilla, la sal y la canela. Mezclar bien.
  3. Cocinar en una plancha caliente y bien untada con mantequilla hasta que estén dorados por ambos lados.
  4. Servir con mantequilla y miel o jarabe, mermelada, mantequilla de maní o fruta fresca.

 

¡También puedes usar el kéfir en muchas de tus propias recetas! Prueba de usarlo en lugar del suero de mantequilla en cualquier receta, o simplemente usarlo como un aderezo de ensalada —su cremosidad lo hace perfecto como aliño por sí mismo o añadiéndole algunas hierbas y especias. Se puede utilizar como un adobo para agregar sabor y ternura a la carne o para sumergir el pollo en él antes de empanarlo. El kéfir también es perfecto para delicias frías como paletas, batidos y helados; simplemente úsalo como sustituto de la leche en cualquier receta.

Compuesta


Comments

Security Check
Please enter the text below
CaptchaImage
Can't read text above? Try another text.